Evolución de Luis Pérez Companc como piloto

Luis Perez Companc

Luis Perez Companc desplegó desde muy joven un gran interés y afición por el automovilismo y el mundo de las carreras. Quizás influido por su padre, Goyo, quien es un ferviente coleccionista de autos únicos, Luis siempre tuvo curiosidad por los boxes y el mundo del deporte de velocidad.

En sus primeros años este fanatismo solamente se demostró como un atento espectador de las carreras y rallies mientras que su deseo de ser parte de ese mundo se manifestó mucho más tarde en su vida en comparación a los jóvenes pilotos que inician su carrera profesional en las carreras.

Sus inicios y sus guías en el automovilismo

Luis Perez Companc contó con varias figuras estables a lo largo de su carrera profesional, nombres como José María Volta, Gabriel Raies y Martin Christie se mantuvieron a su lado en las carreras y competencias.

José María Volta se sumó a su equipo luego del pedido de Luis Perez Companc para que retomara la actividad deportiva que antes había abandonado,  para capitalizar sus años de experiencia. El experimentado navegante se encargó de ser uno de los primeros puntales para la formación y crecimiento de la figura de Luis Perez Companc como piloto.

De hecho, es sabido que fue Volta quien en más de una ocasión fue el encargado necesario de frenarlo (a Luis Perez Companc) porque “”Luis tiene la tendencia a acelerar de más. Él es bravo, corajudo y cuando le leo la hoja de ruta tengo que repetir ‘guarda, cuidado’ porque él va de frente”.

Por su parte, Martin Christie fue quien le brindó al team formado por José María Volta y Luis Perez Companc la información exacta y actualizada para enfrentarse a las exigencias del Mundial de Automovilismo.

Así, con la suma de experiencias, consejos y demás, el piloto bonaerense obtuvo un estilo propio que se caracterizó por un andar marcado por la velocidad. Luis Perez Companc a este combo le sumó la experiencia técnica convocando a Gabriel Raies a que se encargue de asistirlo técnicamente y cuide de sus autos por lo que contemplando esta cantidad de bagaje automovilístico y sumado al gran auto con el que contaba Perez Companc en sus años de piloto, no se puede dudar de por qué se convirtió en uno de los nombres más recordados de su época.