La cuarta etapa del Dakar El Cairo 2000

Luis Perez Companc

El Dakar, aquella prueba que tradicionalmente une el continente de Europa con África, sigue causando sensación entre los pilotos a pesar de las grandes dificultades que supone para su superación. Durante años los pilotos se vieron expuestos a vandalismo, insolación, asesinatos tribales y malas comunicaciones, pero la organización del Dakar El Cairo 2000 hizo especial énfasis en ello para evitar mayores complejidades en esta edición.

En la edición de 2000, Argentina estuvo presente en el Dakar mediante la familia Perez Companc. Es que dos de los hijos de Goyo – Luis y Jorge – decidieron formar parte de esta experiencia y se prepararon junto a sus equipos para hacerle frente a la naturaleza y exudar velocidad.

La hora de las pruebas

Es sabido que en las competencias de Dakar, las pruebas son esenciales para el normal desarrollo de las carreras debido a que es la única forma de asegurarse un camino seguro y evitar errores en la navegación. En esa etapa, los hermanos Jorge y Luis Perez Companc supieron sobreponerse a los esfuerzos físicos y técnicos que suponía el rally.

Los pilotos argentinos comenzaron con paso lento pero firme el comienzo de cada una de las etapas coincidiendo en que era preferible avanzar sobre seguro y evitarse así, reprogramar recorridos. Desde el comienzo de la prueba de la cuarta etapa, los hermanos argentinos continuaron avanzando posiciones a lo largo del tradicional y desafiante raid Dakar y sus 608 kilometros.

La clasificación de los argentinos en el Dakar.

Después de finalizar la cuarta etapa y haber recorrido paisajes tan diversos como desiertos agotadores por las altas temperaturas y bosques húmedos, los hermanos Jorge y Luis Pérez Companc clasificaron en la posición número 30 llegando a la posición número  32 en la general.

En cuanto a sus compatriotas pilotos, Juan Volta y Juan Raies se ubicaron en posición 32 en el trayecto que contempla el pasaje por Bamako, Mali y Burkina Faso, escudados por Toyota.

Los líderes del Dakar

Cientos de participantes pero como en toda carrera, a pesar de tener ésta un color especial, hay ganadores. En esta oportunidad la victoria fue liderada por el equipo oficial de Mitsubishi al mando de Kenjiro Shinozuka, quien se posición por cinco segundos por delante del piloto francés Jean Pierre Fontenay.