Rally de Argentina

Luis Perez Companc

Los fanáticos del rally en Argentina nunca olvidarán la primera vez que vieron correr a Luis Perez Companc y José María Volta a bordo de ese Toyota Corolla Rojo que destellante se imponía en cada curva y dejaba atrás a los antiguos ganadores. El ya famoso Toyota Corolla de Perez Companc fue en su momento toda una leyenda: fue el primer vehículo homologado por la WRC en participar dentro del calendario nacional de Rally y además, la diferencia, se notaba.

Los autos preparados para participar de la World Rally Championship cumplen con requerimientos exclusivos que los distinguen de otros autos y de otras competencias. Esto se debe a una serie de requerimientos – actualizados de forma constante – que la WRC impuso a partir del año 1997 y que obligó a todos los fabricantes (Ford, Mitshubishi, Toyota, Lancer) a reformar sus autos y ponerlos a punto para estar al nivel de la WRC.

Luis Perez Companc

Así, autos como el Toyota Corolla de la escudería de ese entonces denominada Toyota Team Europe a cargo de Andrew Cowan, tuvieron que ser reformados para poder pasar las pruebas y continuar formando parte de las opciones automotrices de los pilotos. Fue en este sentido Luis Perez Companc, quien luego de que el Corolla haya sido aceptado por la WRC lo trajo a Argentina para competir en el mundo del rally, marcando claramente la diferencia por sobre sus competidores en el aspecto técnico.

Por otra parte, la escudería Peugeot también debió hacer cambios en ese sentido: el Peugeot 307 WRC es un vehículo de rally basado en el Peugeot 307 que luego obtuvo y contó con la homologación World Rally Car. Formando parte del Peugeot World Rally Team, tuvo participación en las temporadas 2004 y 2005.

En total de ambas temporadas, alcanzó el podio en tres oportunidades, todas de la mano del piloto finlandés Marcus Gronholm que se alzó con la copa del primer puesto en Finlandia y Japón. Su utilización no fue exclusiva de la escudería Peugeot: también fue utilizado por el equipo privado OMV Peugeot Norway1 en la temporada del año siguiente – 2006 –  obteniendo el segundo puesto en el Rally de Gran Bretaña de la mano del piloto Manfred Stohl.

En el caso de Argentina, es difícil olvidar el caso del auto de Luis Perez Companc: ese Toyota Corolla rojo que tantos buenos recuerdos les dejó tanto a él como a su navegante, José María Volta dado que a bordo de este auto conquistaron más de dos títulos del rally y las rachas de triunfos al hilo podían ser de hasta siete en ciertas oportunidades.