Stobart M-Sport en la 12° fecha del WRC en Chipre

Luis Perez Companc

El Rally de Chipre es una de las carreras de Rally más tradicionales y de la que más desean formar parte los pilotos profesionales por su gran exigencia. Su surgimiento radica a principios de la década del setenta y hasta 1999 fue parte del Campeonato Europeo de Rally mientras que actualmente forma parte del Campeonato Mundial de Rally.

La fecha en Chipre también se desarrolló en los alrededores de la ciudad de Limassol y hasta allí llegaron dos equipos argentinos dispuestos a dar todo para llevarse una buena clasificación en la fecha 12 del campeonato mundial de Rally: Luis Pérez Companc y Juan Pablo Raies.

Argentina presente en Chipre

Como se destacaba anteriormente, el Rally de Chipre representa una de las citas más codiciadas para los pilotos y la presencia de dos argentinos compitiendo en el máximo nivel resalta aún más este aspecto. Así, Raies y Perez Companc representaron las añoranzas de los argentinos en esta fecha del WRC.

Uno de ellos, Juan Pablo Raies; el actual campeón sudamericano de rally participó de la fecha de la Word Rally Championship a bordo de un Ford Focus.

En igual automóvil realizó la travesía su compatriota, el piloto bonaerense Luis Perez Companc quien al mando del vehículo perteneciente al equipo Stobart M-Sport, escudería satélite de la marca oficial del óvalo y que dirige el británico Eddie Stobart, no dudó en hacerse notar y destacarse en la clasificación.

Sin embargo, el campeón argentino de rally, Luis Pérez Companc, viene con viento de cola. Es que esta fue la sexta presentación de la temporada después de haber superado con éxito y haciendo muy buenas experiencias las pruebas de Suecia, México, Argentina, Italia y Japón.

¿Cómo es correr en Chipre?

Ante la pregunta de por qué es tan valioso participar de este rally, Luis Perez Companc reconoció que es una carrera muy complicada a causa de los promedios de velocidad que resultan muy bajos y son difíciles de vencer. En su opinión, una buena manera de conservar una posición competitiva será apostar a una carrera de tinte parejo y liviano, sin tantos golpes o demoras que resulten dañinas para los tiempos que hay que superar.